Archivo de la categoría: Banner Principal

Banner Principal

Combinaciones inteligentes.

Existe una relación directa entre la alimentación y la salud, ya que la alimentación es la manera de proporcionar al organismo todos y cada uno de los elementos necesarios para su correcto desarrollo y mantenimiento, de esta manera, realizar combinaciones estratégicas puede ayudar a mejorar el aprovechamiento de los alimentos y sus nutrimentos.

Las combinaciones de alimentos cobran más sentido cuando se quiere optimizar la calidad de la dieta, por ello algunas opciones son:

  • Estreñimiento: Fibra, agua y actividad física, la triada perfecta para tener una buena digestión. Incluir frutas o verduras crujientes, cereales integrales, leguminosas y de 6-8 vasos de agua simple, adicional a la recomendación de actividad física (150 minutos a la semana).
  • Anemia: Hojas verdes como la espinaca o acelga y cítricos, esta combinación ayuda a que el cuerpo utilice mejor el hierro de las verduras. Un ejemplo es hacer aderezos a base de jugo de limón o naranja para las ensaladas.
  • Mejor Proteína: leguminosas como los frijoles, lentejas, habas o garbanzos junto con los cereales como el arroz, tortilla o pasta, ayudan a tener una proteína de mejor calidad pero con menos grasa saturada como las de origen animal. Un ejemplo son los famosos frijoles con arroz.
  • Efecto protector: combinar un poco de “grasas buenas” como el aceite de oliva o aguacate con las verduras, ayudan al cuerpo a absorber los fitoquímicos protectores de estos como: el licopeno de los jitomates o la luteína de las verduras de hojas verdes. Estos fitoquímicos se asocian con la reducción en el riesgo de cáncer. Por ejemplo, poner a tu ensalada un poco de aguacate o aceite de oliva en lugar de un aderezo cremoso.
  • Pescado y ajo entero: el pescado tiene minerales como el zinc, hierro, cobre, iodo y selenio, que ayudan de forma natural en la función anti-inflamatoria y reducción de colesterol en sangre; cuando el pescado se cocina con ajo entero, ayuda a reducir mejor las concentraciones de colesterol que cuando se consume solo.

Muchos alimentos funcionan mejor en “equipo” que por sí mismos, de aquí la importancia de hacer combinaciones que permitan aspirar a una mejor calidad de alimentación, sin que deje de ser sabrosa. Selecciona de manera inteligente tus alimentos y refuerza tu dieta.

Leyes de la alimentación adecuada

La alimentación es un proceso que va desde la planeación de lo que se va a comer, pasando por la transformación de los alimentos y llega hasta la degustación. En este proceso, también se ven incluidos factores sociales, económicos, psicológicos, físicos o de tiempo; pero siempre hay forma de tener una alimentación, rica, saludable y acorde a las necesidades de cada persona.

Si bien un plan de alimentación debe estar adecuado a las necesidades del individuo, respecto a su edad, género, estatura, gustos y actividad física, se puede hablar de leyes básicas que se deben cumplir para hacerlo de manera inteligente, tales son:

  • Ley de Cantidad: La cantidad de la alimentación debe ser suficiente para cubrir las necesidades de todos los nutrimentos, de tal manera que el sujeto adulto tenga una buena nutrición y un peso saludable y en el caso de los niños, que crezcan y se desarrollen de manera correcta.
  • Ley de Calidad: El régimen de alimentación debe ser completo en su composición para ofrecer al organismo todas las sustancias que lo integran; es decir, que contenga todos los nutrimentos. Se recomienda incluir en cada comida alimentos de los 3 grupos del plato del bien comer.
  • Ley de Armonía: Los alimentos deben guardar equilibrio, para que los nutrimentos guarden las proporciones apropiadas entre sí, es decir, las porciones de cada grupo que le corresponden al individuo.
  • Ley de Adecuación: La finalidad de la alimentación está supeditada a su adecuación al organismo, estar acorde con los gustos y la cultura de quien la consume y ajustada a los recursos económicos.

Comer de todos los grupos de alimentos es indispensable para el buen funcionamiento del organismo, evita cualquier plan de alimentación que evite alguna de las cuatro leyes básicas; recuerda que no hay alimentos buenos o malos, sólo combinaciones adecuadas o inadecuadas.

Ten en cuenta que  exponer al cuerpo a una mala alimentación es sencillo; sin embargo esto favorece el desgaste del organismo,  quedando más vulnerable a enfermedades y  trabajando con menos energía. Pensar que pequeños cambios llevan a un gran cambio, puede hacer la diferencia a largo plazo, ponte en acción y aplica estas 4 leyes que te ayudarán a mejorar tu vida.

Ejercicio: Parte del tratamiento de la Diabetes

El ejercicio es un componente importante en el manejo de la diabetes, de manera que puede ser utilizado para fomentar la salud y la calidad de vida de los pacientes afectados con dicha enfermedad. Actualmente se sabe que la práctica regular de actividad física tiene beneficios a mediano y largo plazos, ya que aporta una serie de efectos positivos asocia­dos a la prevención de complicaciones, como son la mejora de la forma física, reducción del riesgo cardiovascular, disminución de la grasa corporal y, en algunos casos, la mejora del control glucémico. También produce beneficios psicológicos, de gran ayuda para facilitar la adaptación a la enfermedad, aumento de la autoestima y la autoconfianza, principalmente en el inicio de la enfermedad.

Antes de empezar cualquier plan de entrenamiento físico, el paciente con diabetes debe tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Beneficios:
    • Mejora el control de la glucosa en sangre, al incrementar la sensibilidad a la insulina y dejarla trabajar óptimamente.
    • Combinada con un buen plan de alimentación puede reducir la cantidad de medicamento
    • Reduce los riesgos cardiovasculares al incrementar las concentraciones en sangre de colesterol “bueno” y reducir el “malo”, así como los triglicéridos.
  • Elementos a considerar antes de iniciar un plan de ejercicio:
    • Hablar con el médico las mejores opciones
    • Revisar las concentraciones de azúcar
    • Contar con un brazalete identificador
    • Usar calcetines y tenis apropiados
    • Tomar suficiente agua
    • Tener a la mano una colación de carbohidratos en caso de hipoglucemia

La actividad física en los pacientes con diabetes, tiene algunos riegos como hipoglucemia, hiperglucemia, sensibilidad reducida en las extremidades o riesgo de retinopatía, por lo que antes de iniciar cualquier plan de ejercicio se debe consultar con el médico.

La prescripción de ejercicio físico en el paciente con diabetes debe estar dirigida a conseguir los máximos beneficios con los mínimos riesgos, acercarse con un experto puede asegurar que esto suceda. Recuerda que la diabetes es controlable y el ejercicio puede ayudar notablemente a mejorar la calidad de vida de quien la padece.

Hablando de Diabetes

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónico-degenerativa, es decir, que duran un periodo prolongado de tiempo y en el transcurso se complican afectando otras funciones de los órganos, lo que reduce la calidad de vida para quien la padece. En México el 80% de los casos de Diabetes Tipo 2, son consecuencia de la Obesidad y a su vez ésta es ocasionada por la adopción de estilos de vida inadecuados.

Nuestro cuerpo necesita obtener energía de los alimentos para su funcionamiento normal, esta energía se obtiene en gran medida de los carbohidratos que se transforman en elementos más sencillos como la glucosa. Ésta, tras la digestión, llega por la sangre al resto del organismo y todas las células le permiten el paso para que pueda ser usada como fuente de energía; para esto necesitan de la INSULINA, que hace la función de llave que abre las puertas de las células para dejar pasar a la glucosa a hacer su trabajo.

Cuando se produce una alteración en el funcionamiento normal del organismo, como es en el caso de la Diabetes, la glucosa no puede ser utilizada y se produce un incremento en la concentración de la misma en la sangre, ya que no hay suficiente insulina que abra todas las puertas de las células.

El paciente con diabetes debe controlar sus concentraciones de glucosa en sangre, por lo que el plan de alimentación forma parte indispensable para su correcto control y mantenimiento. Lo básico que se debe considerar es:

  • Regular el consumo de carbohidratos
  • Controlar sus porciones
  • Planear los horarios de sus comidas
  • Considerar agregar proteína a cada comida y colación
  • Comer con moderación grasas vegetales
  • Incrementar el consumo de fibra
  • Tomar ventaja de los “alimentos libres” como las verduras con poco almidón

La Diabetes es una enfermedad que debe ser tratada por un equipo de profesionales, ya que la alimentación y el medicamento en conjunto funcionarán mejor, permitiendo que la persona pueda controlar su padecimiento y tenga una mejor calidad de vida. Las frutas y verduras también son una opción saludable para los pacientes con diabetes.

Frutas y verduras en pacientes con Diabetes.

El tratamiento dietético del paciente con diabetes, debe ayudar a mantener la glucosa sanguínea dentro de las concentraciones normales, para permitir el equilibrio entre la ingestión de alimentos, los medicamentos y la actividad física, adicionalmente debe ayudar a alcanzar y mantener el peso corporal deseable, para reducir la resistencia a la insulina y que el tratamiento funcione de mejor manera.

Si bien la principal recomendación es tratarse con un equipo de especialistas, se deben siempre tener en cuenta los siguientes puntos:

 

  • Regulación en el consumo de carbohidratos: Al consumir muchos carbohidratos juntos, las concentraciones de glucosa en sangre se pueden incrementar demasiado, lo que es un problema. Hay que tener presente que las opciones más adecuadas de carbohidratos son: cereales integrales, frutas, verduras, leguminosas y lácteos bajos en grasa.
  • Control en las porciones: Los pacientes con Diabetes Tipo 2, deben controlar sus porciones, sobre todo cuando de carbohidratos se trata.Una recomendación general es comer de 2-3 porciones de carbohidratos (30-45 gramos) en cada comida las mujeres y de 3-4 de carbohidratos (45-60 gramos) para los hombres; un especialista puede ayudar con este control.
  • Otras estrategias a considerar son:
  • Distribuir las comidas equitativamente: el repartir las comidas y colaciones equitativamente, ayudará a mantener estables las concentraciones de glucosa en sangre. Las recomendaciones generales mencionan por lo menos esperar 2 horas (pero no más de 5 horas) entre cada comida y colaciones a lo largo del día.
  • Considerar tener una proteína con poca grasa en cada comida o colación: Pequeñas cantidades de proteína no incrementan las concentraciones de glucosa en sangre, incluso pueden ayudar a reducir la velocidad de digestión de los carbohidratos, además de sentirse satisfecho por más tiempo.
  • Incrementar el consumo de fibra: Comer alimentos ricos en fibra pueden también ayudar a mantener estables las concentraciones de azúcar en sangre. La fibra puede ser encontrada en frutas, verduras, cereales integrales y leguminosas.
  • Tomar ventaja de “alimentos libres”: Algunos alimentos no incrementan las concentraciones de azúcar en sangre y pueden ayudar a sentirse satisfecho; por ejemplo:
  • Verduras sin almidón: espárragos, brocoli, ejotes, col, coliflor, apio, calabaza, berenjena, lechuga, cebolla, chícharos, rábanos, espinacas, tomates y calabaza.

La diabetes es una de las enfermedades más frecuentes y su prevalencia aumenta constantemente. El tratamiento médico nutricional es parte integral de la vigilancia médica del paciente con diabetes; recuerda que los buenos hábitos de vida son la medicina preventiva más barata y sencilla.

Arándanos, moras y frutillas, ayudan a mantener al cerebro joven

Un artículo reciente publicado en el periódico de la Sociedad Química Norteamericana de Agricultura y Química de los Alimentos presenta pruebas contundentes.

Ver noticia en 

Un artículo reciente publicado en el periódico de la Sociedad Química Norteamericana de Agricultura y Química de los Alimentos presenta pruebas contundentes de que consumir arándanos, moras, fresas y otras bayas puede ayudar con el envejecimiento del cerebro.

Las bayas son las preferidas de todos desde que se desató la locura por los antioxidantes. Sin embargo, las versiones más exóticas de estas frutas, como las bayas acai y goji, son las que acaparan más atención. Debido a que las bayas acai y goji no crecen localmente en todos los lugares, es una excelente noticia saber que el resto de la familia de las bayas también posee esos súper poderes.

En la mencionada publicación, los doctores Barbara Shukitt-Hale y Marshall G. Miller explican que los estudios realizados confirman que comer bayas tiene efectos beneficiosos para el cerebro, pudiendo ayudar a prevenir la pérdida de la memoria relacionada con la edad y otros cambios, como por ejemplo la capacidad de atención, la función ejecutiva, el razonamiento, la orientación espacial y la velocidad de procesamiento.

“Además de sus ya conocidos efectos antioxidantes, acompañar la dieta diaria con bayas tiene un efecto directo en el cerebro. El consumo de estas frutas podría ayudar a prevenir la neuro-degradación y los consecuentes cambios en las funciones cognitivas y motoras”, escriben los autores.

Los investigadores llegaron a estas conclusiones gracias a varios estudios exhaustivos de análisis celulares en animales y humanos.

Se llegó a la conclusión de que las bayas contienen altos niveles de antioxidantes capaces de cambiar la forma de comunicación entre las neuronas. Y esos cambios de comunicación ayudan a prevenir los daños de la inflamación en el cerebro, sirviendo tanto para mejorar el control motriz como el cognitivo.

A medida que aumenta la esperanza de vida de la población humana y se produce también un aumento de enfermedades como el Alzheimer y otras clases de deterioros mentales, parece prudente ocuparse de la salud de nuestro cerebro con todos los medios necesarios. ¿Y qué podría ser mejor que hacerlo con alimentos locales? ¡Mantener la agudeza mental nunca resultó tan sabroso.

FCEyS

El arroz genéticamente modificado, una buena fuente de vitamina A

NUEVA YORK (Reuters Health) – El arroz genéticamente modificado sería una buena fuente de vitamina A para los niños de los países donde es común la deficiencia del nutriente.

Un nuevo estudio comparó en 68 niños de China, de entre 8 y 6 años, el aporte de vitamina A del llamado arroz dorado con el de la espinaca y los suplementos.

Los autores determinaron que el arroz era tan efectivo como las cápsulas para reforzar el aporte de vitamina A en los niños, según revelaron los análisis de sangre realizados durante tres semanas. Y con mejores resultados que el betacaroteno de la espinaca, publican en American Journal of Clinical Nutrition.

Normalmente, las plantas de arroz producen betacaroteno, un precursor de la vitamina A, en sus partes verdes, pero no en el grano que consume la población. El arroz dorado está diseñado genéticamente para producir betacaroteno en la parte comestible de la planta.

El nuevo estudio sugiere que el arroz sería tan efectivo como el betacaroteno sintético en cápsulas, según dijo el autor principal, Guangwen Tang, de la Tufts University, en Boston.

“Se necesitan más estudios, pero nuestros resultados sugieren que el arroz dorado podría ser una herramienta útil contra la deficiencia de la vitamina A en las regiones donde el arroz es un cultivo principal y la carencia del nutriente aún es común”, indicó Tang.

La Organización Mundial de la Salud estima que en el mundo viven 250 millones de niños con deficiencia de vitamina A, la cual puede provocar ceguera y, como deprime el sistema inmunológico, aumenta la vulnerabilidad a las infecciones.

El equipo de Tang estimó que si todos los niños de las regiones pobres recibieran suficiente vitamina A, se evitarían hasta 2,7 millones de muertes anuales.

“La deficiencia de vitamina A es un problema enorme. Sabemos que algunos niños que no deberían morir lo harán sólo por la falta de este nutriente”, dijo Keith P. West, profesor de nutrición infantil de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de Johns Hopkins, en Baltimore.

West, que no participó del estudio, consideró que los resultados son alentadores. “El organismo absorbe el betacaroteno de un modo que modificaría el nivel de vitamina A de los niños pequeños”, agregó.

A partir de estos resultados, el equipo estima que una porción de 100-150 gramos de arroz dorado le aportaría a los niños un 60 por ciento de la vitamina D diaria que necesitan.

Existe una amplia variedad de alimentos que contienen vitamina A, o sus precursores, naturalmente: desde el hígado, el aceite de pescado y el huevo hasta la espinaca, la zanahoria, el mango y el morrón.

Pero West aclaró que algunos de esos productos no estarían disponibles en todas las regiones, ya que eso depende de la temporada del año o el precio más alto de lo que las familias de los países en desarrollo pueden pagar.

 

 

FUENTE: Journal of Clinical Nutrition, online 1 de agosto del 2012

La variedad aumenta el consumo de verduras

NUEVA YORK (Reuters Health) – Los participantes de un pequeño estudio que pudieron optar entra una amplia variedad de vegetales durante las comidas consumieron más verduras, pero no menos calorías.

Ver noticia en

Aun así, la doctora Barbara Rolls, de Pennsylvania State University y coautora del estudio, dijo: “Es alentador mostrar que la variedad eleva el consumo de alimentos saludables”.

Durante el estudio de cuatro semanas, el equipo de Rolls analizó lo que un grupo comía durante los almuerzos semanales con vegetales y pastas.

En las tres primeras comidas, se les ofreció a 66 participantes 600 gramos de pastas con salsa de tomate más 600 gramos de brócoli, zanahoria o arvejas. La cuarta comida fueron pastas, salsa y 200 gramos de cada uno de los tres vegetales.

Los resultados, publicados en Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, demostraron que los participantes consumían 48 gramos más de vegetales cuando se les ofrecía variadamente que cuando sólo se les servía una porción de un solo vegetal.

De todos modos, el aumento del consumo de verduras no redujo la cantidad de pasta ni de calorías que ingerían. Estudios previos habían demostrado que las personas necesitan comer por lo menos 150 gramos más de vegetales para empezar a reducir la cantidad de otras comidas favoritas.

Las mujeres consumieron entre 164 y 203 gramos de un vegetal cuando era la única opción “verde”, pero ingirieron 232 gramos cuando esas opciones aumentaban.

“Les dimos porciones grandes”, explicó Rolls sobre los platos, de unas 1400 calorías. “No queríamos limitar la cantidad que podían comer”, dijo.

El brócoli estaba cocido con un poco de manteca y Rolls aclaró que se puede saborizar y sazonar los vegetales, pero advirtió que “la fritura y el uso de salsas suma demasiadas calorías”.

Las zanahorias tenían el contenido calórico más bajo. De modo que cuando los hombres ingerían el plato con zanahorias consumían unas 687 calorías, lo que aumentó a 772 calorías cuando comían los tres tipos de vegetales. Las mujeres ingerían 582 calorías con el plato de zanahorias y pasta o 604 calorías con el plato variado.

Para los autores, esas diferencias de género podrían atribuirse al azar.

El estudio sugiere que la misma psicología que impulsa a los obesos a comer más también podría hacer que coman menos, según planteó el doctor Leonard Epstein, de University of Buffalo.

“La variedad es un estímulo potente de la comida y la literatura médica sugiere que los obesos comen más variado que las personas delgadas”, dijo Epstein por correo electrónico.

Pero, en general, esa mayor ingesta es de productos poco saludables y con más calorías. Reemplazarlos por vegetales alteraría el equilibrio de la dieta, señaló Epstein, que no participó del estudio.

 

Leyes que limitan comida chatarra detienen obesidad, según estudio

Los niños del estudio ganaron menos peso al comenzar la adolescencia si vivían en estados con leyes consistentes y contundentes

CHICAGO,  ESTADOS UNIDOS (13/AGO/2012).-  Estrictas leyes que reduzcan la venta de comida chatarra y bebidas azucaradas podrían contribuir a que disminuya la obesidad infantil, señala un estudio nacional sobre las leyes estatales en esa materia.

No existe un método infalible e incluso los especialistas en obesidad que ensalzaron el estudio reconocieron que las medidas son políticamente delicadas, por su parecido con el “estado niñera” y a las que se oponen la industria y las escuelas que dependen de los ingresos de comida preparada.

Empero, si las leyes tuvieron así sea un efecto mínimo, ¿cuál es el inconveniente de mejorar hoy el ambiente alimenticio para los niños?”, preguntó el doctor David Ludwig, especialista en obesidad de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y del Hospital Pedriátrico de Boston. “No se puede empeorar más la situación actual”.

Los niños del estudio ganaron menos peso al comenzar la adolescencia si vivían en estados con leyes consistentes y contundentes frente a los que carecen de leyes que regenten ciertas comidas en las escuelas. Por ejemplo, los niños con 1.52 metros y 46 kilos de peso ganaron un promedio de un kilo menos si vivían en estados con leyes contundentes en los tres años del estudio.

Además, los niños que tenían exceso de peso o eran obesos al comenzar la adolescencia tenían más posibilidades de tener un peso sano al comenzar la escuela superior si vivían en estados con leyes contundentes.

Los efectos fueron enormes, y el estudio no es una prueba de que las leyes influyan en el peso de los niños. Empero, los resultados llenaron de optimismo a los investigadores de la obesidad y especialistas en salud pública partidarios de reforzar las leyes para sacar la comida chatarra de las escuelas.

“Es la primera prueba real de que las leyes probablemente tienen un impacto”, dijo la doctora Virginia Stallings, directora del centro de nutrición del Hospital Pediátrico de Filadelfia. Stallings presidió una comisión del Instituto de Medicina que analizó las normas en la elaboración de bebidas y alimentos que se venden en las escuelas para aumentar sus beneficios, aunque no participó en la nueva investigación.

Los autores del estudio, difundido el lunes por internet, en la revista Pediatrics, analizaron información de seis mil 300 estudiantes en 40 estados. Su estatura y peso fueron anotados en el segundo trimestre del 2004 poco antes de entrar en la escuela superior y luego en el 2007.

Los investigadores examinaron además varios bancos de datos de las leyes estatales sobre la nutrición escolar durante el mismo periodo. Los estados no fueron identificados en el estudio por las limitaciones en el uso de información bajo licencia que protegen la confidencialidad de los estudiantes, dijeron los autores.

Las leyes regulan la venta de alimentos y bebidas que se ofrecen en las máquinas expendedoras de las escuelas públicas y sus tiendas, fuera de las horas de comidas.

Los pistaches reducen la presión arterial y las respuestas biológicas al estrés diario

Nuevos hallazgos sobre el consumo de pistachos publicados en la revista Hypertension.

Ver noticia completa

Fresno, California, agosto de 2012.- Según un estudio realizado por la Universidad Estatal de Pennsylvania, cuyos resultados se han publicado en internet el pasado mes de julio en Hypertension, la revista de la Asociación Americana del Corazón, la adición de pistachos a una dieta sana puede reducir la respuesta del organismo a las situaciones de estrés en la vida diaria y, como consecuencia, tener efectos beneficiosos.

Adultos con concentraciones elevadas de colesterol participaron en un ensayo clínico aleatorizado y controlado en el que se compararon dietas que contenían pistachos con una dieta baja en grasas. Los resultados del estudio demuestran que una dieta sana complementada con pistachos reduce la presión arterial sistólica, la resistencia vascular periférica y la frecuencia cardiaca en situaciones de estrés agudo.

El estudio lo llevaron a cabo las doctoras Sheila G. West y Penny M. Kris-Etherton y sus colaboradores en la Universidad Estatal de Pennsylvania y en él se examinó el efecto de dietas que contenían pistachos (42.5g y85g de pistachos al día) frente al de una dieta baja en grasas sin pistachos sobre las respuestas al estrés en personas con concentraciones elevadas de colesterol LDL pero con presión arterial normal. Este es el primer estudio que ha demostrado que la adición de pistachos con sal y sin sal a una dieta sana reduce la presión arterial y la carga vascular del corazón.

En el estudio participaron varones y mujeres sanos no fumadores con concentraciones elevadas de colesterol LDL (denominado habitualmente el colesterol malo) pero con una presión arterial normal. Se proporcionaron todas las comidas a los participantes y su contenido en calorías se ajustó personalmente para cada uno con el fin de que mantuvieran su peso corporal. En las dietas con pistachos, otros alimentos de la dieta se sustituyeron por los pistachos para evitar que los participantes aumentaran de peso. Los participantes siguieron una de tres dietas diferentes: una dieta baja en grasas (con un 25% de grasas) sin pistachos y dos dietas con cantidades diferentes de pistachos (una con aproximadamente 42.5g de pistachos o el 10% de las calorías aportadas por los pistachos, y la otra con 85g de pistachos o el 20% de las calorías aportadas por los pistachos). Las dietas con pistachos contenían mayores cantidades de potasio, grasas saludables y proteínas. Todas las dietas eran ricas en frutas, verduras, carne magra y cereales integrales, de conformidad con las recomendaciones dietéticas alimentarias actuales. Los datos demográficos de los participantes y la composición de las dietas que recibieron se han publicado previamente (2).

“Acontecimientos diarios, como el estrés laboral, un plazo de tiempo corto para realizar un trabajo o hablar en público, pueden incrementar la presión arterial, y sabemos que no podemos evitar todos los factores que nos causan estrés en nuestras vidas. Los resultados de este estudio son importantes porque demuestran que los alimentos que comemos influyen en las respuestas fisiológicas al estrés”, ha declarado la Dra. Sheila West, profesora asociada de salud bioconductual y autora principal del estudio.

Según explica la Dra. Nieves Palacios Gil de Antuñano, Jefe de Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte perteneciente al Consejo Superior de Deportes, ¨los pistachos presentan un perfil nutricional muy saludable: son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas y en sustancias antioxidantes (vitaminas A, C y selenio) conocidas por su importante papel en la protección de la función endotelial y en la prevención de alteraciones vasculares; son bajos en grasas saturadas, y no poseen colesterol, lo que suma poder en la defensa contra las enfermedades cardiovasculares. También presentan un alto contenido en minerales como el potasio, que es importante en la regulación de la tensión arterial por su efecto positivo sobre los vasos sanguíneos y por su capacidad para aumentar la excreción del sodio, mineral cuyo exceso está relacionado con la hipertensión arterial”.

La mayor reducción de la presión arterial, de -4,8 mm Hg, se registró con la dieta de 42.5g de pistachos al día, frente a unas reducciones de -1,8 mm Hg con la dieta baja en grasas y de -2,4 mm Hg con la dieta de 85g de pistachos al día. La dieta que contenía 85g de pistachos produjo una disminución significativa de la resistencia vascular periférica (una medida de la rigidez de las arterias) y de la frecuencia cardiaca frente a la dieta control. El 50% de los pistachos eran con sal y se tomaron como aperitivos y el otro 50% eran sin sal y se incluyeron en las comidas. Un resultado interesante es que aunque una ingesta alta de sodio se asocia habitualmente a una presión arterial elevada, la mayor reducción de la presión arterial no se observó con la dieta con menor contenido en sodio. Los pistachos aportan potasio (valor diario del 8%) y magnesio (valor diario del 8%), que son elementos importantes para mantener una presión arterial sana.

“Además, estos resultados son muy prometedores porque demuestran que los pistachos tienen también efectos beneficiosos sobre otro factor de riesgo de enfermedad cardiovascular. Los resultados de nuestros estudios anteriores indican que la adición de pistachos a una dieta sana reduce las concentraciones de colesterol LDL de forma dependiente de la dosis e incrementa las concentraciones de antioxidantes en la sangre” (3), ha declarado la Dra. Penny M. Kris-Etherton, R.D., profesora honoraria de nutrición y una de las principales investigadoras del estudio.

“Los resultados de este estudio constituyen otra prueba más de los numerosos efectos beneficiosos para la salud de los pistachos. Los frutos secos, como los pistachos, son una parte importante de una dieta sana”, ha señalado la Dra. Constance J. Geiger, R.D., quien trabaja como asesora en investigación sobre nutrición para American Pistachio Growers.

Si desea obtener más información y leer el artículo completo sobre el estudio haga clicaquí (1)

Acerca del estudio

Este estudio fue financiado por la Western Pistachio Association, conocida ahora con el nombre de American Pistachio Growers, y por una ayuda económica del Centro de Investigación Clínica General (institución respaldada por los Institutos Nacionales de la Salud [NIH] de Estados Unidos) de la Universidad Estatal de Pennsylvania. Se publicó por primera vez en 2007. Es un estudio importante porque reducir la presión arterial puede reducir el riesgo de ictus y de cardiopatías.

Pack nutricional con pistachos

En los últimos años, la FDA (Agencia para la Seguridad de Medicamentos y Alimentos) estadounidense ha reconocido que los frutos secos que crecen en los árboles, como los pistachos, pueden reducir el riesgo de cardiopatías cuando se ingieren como parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol. Desde entonces, American Pistachio Growers se ha dedicado a obtener más conocimientos sobre los efectos beneficiosos nutricionales de los pistachos y sobre los efectos de los frutos secos sobre otros problemas sanitarios que afectan actualmente a los estadounidenses.

A principios de este año, determinados pistachos cultivados y comercializados por miembros de American Pistachio Growers recibieron el certificado para llevar la marca de “Beneficiosos para el corazón” (Heart-Check) de la Asociación Americana del Corazón* en el etiquetado y en los materiales promocionales. Estos pistachos son pistachos tostados con sal sin cáscara, pistachos tostados sin sal sin cáscara, pistachos tostados con sal con cáscara y pistachos tostados sin sal con cáscara. Todos los frutos secos que tienen este certificado, incluidas las variedades saladas, deben cumplir los criterios nutricionales de la Asociación Americana del Corazón; uno de ellos es que cada ración correspondiente debe contener como máximo 140 mg de sodio.

Información sobre los pistachos

Los pistachos son un fruto seco natural sin colesterol y sin sodio que contiene solamente 1,5 gramos de grasas saturadas y 13 gramos de grasas por ración, la mayor parte en forma de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Una ración de 28 grs aprox. de pistachos contiene 49 pistachos, más unidades por ración que cualquier otro aperitivo de frutos secos. Una ración contiene tanto potasio (290 mg, 8%) como una naranja (250 mg, 7%) y 3 g de fibra, por lo que los pistachos son un aperitivo nutritivo o un buen ingrediente de dietas.

Acerca de American Pistachio Growers

American Pistachio Growers (APG) es una asociación comercial de carácter voluntario que representa a miembros que cultivan, procesan y comercializan pistachos en California, Arizona y Nuevo México. Estos estados generan el 100% de la producción comercial de pistachos en Estados Unidos. Los pistachos de APG son el “aperitivo oficial” de los equipos nacionales de waterpolo masculino y femenino de Estados Unidos y de Miss California.