Día nacional de las frutas y verduras

De acuerdo con los datos presentados en el Informe sobre la salud en el mundo 2002 por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta insuficiente de frutas y verduras es uno de los 10 factores de riesgo principales que contribuyen a la mortalidad atribuible. Cada año podrían salvarse hasta 1,7 millones de vidas si hubiera un consumo mundial suficiente de frutas y verduras. La integración de las frutas y verduras en la dieta diaria podría ayudar a prevenir importantes enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardiovasculares, sobrepeso y obesidad y algunos cánceres. Es por eso que se recomendó como objetivo poblacional el consumo de un mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras con el fin de prevenir dichas enfermedades.

En ese informe se afirma que hay pruebas convincentes de que las frutas y verduras reducen el riesgo de obesidad y enfermedades cardiovasculares y de que probablemente también reduzcan el riesgo de diabetes.

En el año 2006 de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición se reportó un consumo de 115 gr de los 400 gr recomendados, sin embargo en el último reporte de la ENSANUT 2012 hubo un aumento a 235gr., a pesar del incremento en el consumo, aún no alcanzamos la recomendación mínima de consumo que hace la OMS de 400 gr. En el mismo reporte indican que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad. Para los escolares, la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad ascendió un promedio del 26% para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares conviviendo con este padecimiento, además que el 70% de la población adulta presenta este problema; estas estadísticas han llevado a México al primer lugar con mayor índice de obesidad infantil y segundo lugar en obesidad en adultos a nivel mundial.

Los principales factores que propician el sobrepeso y la obesidad son la mala alimentación y el sedentarismo. El bajo consumo de frutas y verduras es parte de la mala alimentación, es por eso que la Fundación 5xDía A.C. desde el año 2003 tiene la misión de promover buenos hábitos de alimentación en la población mediante el consumo de frutas y verduras producidas en el campo mexicano y así mejorar la calidad de vida, a través del programa 5xDía.

El programa 5xDía, es un movimiento a nivel internacional que promueve hábitos de alimentación saludables mediante el consumo de frutas y verduras, actualmente más de 40 países en el mundo que lo han adoptado. La Fundación 5xDía, ha sido pionera buscando unir esfuerzos con otros programas 5xDía en el mundo, impulsando en el 2010 la creación de la Alianza Internacional de Asociaciones y Movimientos 5alDía, con la finalidad de intercambiar experiencias exitosas de promoción al consumo de frutas y verduras para implementarlas en cada país, así como impulsar proyectos internacionales que fortalezcan el trabajo que desde la Alianza se realiza para beneficio en la salud de la población en cada país miembro.

De esta Alianza ha surgido la iniciativa de crear el Día Mundial de las Frutas y Verduras, esto con el objetivo de impulsar mediante la creación de una celebración, el consumo de frutas y verduras dando a conocer a la población lo relevante que es el incrementar su consumo para mejorar su salud y la de su familia. Esfuerzo que se está realizando en cada uno de los 18 países pertenecientes a la Alianza Internacional de Asociaciones y Movimientos 5alDía, donde cada país realiza actividades enfocadas al promover el consumo de frutas y verduras.

La celebración de este día se llevó a cabo el pasado 17 de octubre y estas fueron las actividades que realizaron:

– DONACIÓN DE FRUTA DE TEMPORADA: EN PASEO DE LA REFORMA, SAGARPA Y SECRETARIA DE SALUD DEL DISTRITO FEDERAL: Se entregó fruta  en 3 puntos del Paseo de la Reforma (una de las avenidas más emblemáticas del país), donde se les obsequió a peatones y conductores frutas mexicanas 4,500 kilos de fruta de temporada, para conmemorar el Día Nacional de Frutas y Verduras, se colocaron estaciones saludables con fruta e información del programa 5xDía, así como mantas alusivas al Día Nacional. Contamos con la participación del Sistema Producto Cítricos quien obsequió naranjas y toronjas, las cuales se regalaron en los 3 puntos de Paseo de la Reforma. En la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación además de repartirles fruta a los empleados y visitantes se les hizo entrega de calendarios con la temporalidad de las frutas y verduras y un recetario con platillos saludables.
Finalmente, en los 3 edificios de la Secretaria de Salud del DF se colocaron 3 estaciones saludables en los edificios, donde se les obsequió a los empleados y visitantes una pieza de fruta.

– CENTRAL DE ABASTO DEL DISTRITO FEDERAL: Se colocaron mantas alusivas al Día Nacional de las Frutas y Verduras en los pasillos principales de venta de frutas y verduras y alrededores de la Central.

– UNIVERSIDAD LA SALLE CIUDAD DE MEXICO: Se colocaron Estaciones Saludables con frutas de temporada para motivar a la población estudiantil a consumir frutas y verduras. A la par se realizó un concurso de esculturas 5XDIA elaboradas con frutas y verduras de temporada; y un taller de orientación alimentaria a padres de familia y demostración culinaria con un chef, así como degustación para los padres de familia como estudiantes.

A nivel internacional, estas son algunas acciones que se realizaron:

• España: una Rueda de Prensa que contó con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y que sucedió en el marco de Frui Attraction, además una mordida simultánea de fruta prevista para las 12h. en el marco de Fruit Attraction, y una Campaña titulada “Cómetela” que comenzó su difusión por las redes sociales y cuyo objetivo fue fomentar el consumo de frutas y verduras entre la población. Además de estas acciones se están llevó a cabo otras actividades de difusión de las frutas y verduras como: la feria Fruit Attraction, la III Edición de la Madrid Fruit Market Fashion Week, así como la Ruta de la Verdura.
• Chile: Se entregó de frutas a más de 3.700 niños además de sesiones informativas en la universidad y la comunidad.
• Venezuela: Además de otras acciones, la Universidad Central de Venezuela hubo distribución de frutas cedidas por la Facultad de Agronomía. puntos de hidratación apoyados por Loctatel, automercados de la Salud.
• Cuba: En el Centro de Nutrición e Higiene de los Alimentos, hubo jornadas científicas, una expo-degustación y un concurso literario sobre la importancia del consumo de frutas.
• Colombia: “5 al día” en Colombia, rompieron el GUINNESS WORLD RECORDS con la mayor entrega de frutas y verduras regalada de Colombia a más de 150 mil ciudadanos.
• El Salvador: Su actividad está regulada por el decreto que su Asamblea Legislativa aprobó recientemente, y con motivo de este día se emitieron folletos y spots de radio a lo largo de todo el país con mensajes que promuevan el consumo de frutas y verduras.
• Costa Rica: Para este día se realizaron actividades como la Feria Educativa de la Seguridad Alimentaria y Nutricional, en el campus de la Universidad de Costa Rica y alrededores, ciclo de foros de intercambio, actividades culturales, etc. También hubo un acto oficial de inauguración por parte del Ministro de Agricultura y Ganadería, Ministra de Salud, Ministra de la Mujer, un diputado y el Representante de la FAO.

Recomendaciones para una alimentación saludable

Fuente: Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK)

La alimentación sana no se trata solo de la cantidad de alimentos que comes. Necesitas asegurarte de que comes el tipo de alimentos que necesita tu cuerpo.
Trata de comer comidas que incluyan frutas, verduras, productos integrales, proteínas bajas grasa y productos lácteos. A continuación encontrarás más información:

Frutas y verduras
Sírvete la mitad del plato con frutas y verduras. Las verduras de color verde oscuro, rojo y de color naranja, en particular, tienen altos niveles del tipo de nutrimentos que necesitas, como por ejemplo la vitamina C, calcio y la fibra.
Los nutrimentos—como son las vitaminas, los minerales y la fibra dietética—nutren al cuerpo, dándole lo que necesita para ser saludable.
Agregarle espinaca o lechuga y tomate a tu sándwich es una manera fácil de incluir verduras en tu comida.

Granos
Opta por comer granos integrales, como por ejemplo pan o tortillas de maíz, arroz integral y avena.

Proteínas
Cárgate de energía con carnes sin grasas, como pavo en un sándwich o pollo, marisco, huevos, frijoles, nueces sin sal, tofu y otros alimentos ricos en proteínas.

Alimentos lácteos
Forma huesos fuertes con productos lácteos sin grasa o bajos en grasa. Si tu cuerpo no puede digerir la lactosa (el azúcar en la leche que produce dolor de estómago en algunas personas), opta por leche de soya o leche de arroz y yogur bajo en grasa.

Sodio
Tu cuerpo necesita una pequeña cantidad de sodio (que principalmente se encuentra en la sal). Pero comer mucho sodio puede elevar tu presión arterial, el cual es poco saludable para el corazón y para el cuerpo en general. Los alimentos procesados, aquellos que vienen enlatados, congelados o empaquetados, seguido contienen mucho sodio. Come alimentos frescos y prepara tus propias comidas con poca sal.
Intenta comer menos de 2,300 mg de sodio al día. Esta cantidad es equivalente a una cucharadita e incluye sal que ya viene en los alimentos preparados, como también la sal que le agregas cuando cocinas o te sirves la comida.

El valor de la humilde sardina

Fuente:El Universal

En la mayoría de los hogares al momento de consumir pescado los preferidos son mero, merluza, atún o pargo, aunque ninguno de ellos supera en propiedades nutritivas, ni precio, a la sardina.

La sardina pertenece al grupo de los pescados azules y debido a su fuerte olor y al trabajo que suele dar limpiarla es de los pescados que menos se consume en los hogares. Sin embargo, las razones para ingerirla son múltiples.

Por ser un pescado azul es una muy buena fuente de Omega-3, lo que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos, además aumenta la fluidez de la sangre, lo que hace que baje el riesgo de padecer ciertas enfermedades coronarias.

Otro aspecto a destacar en la composición de este pescado es su alto contenido de proteínas, lo que lo hace ideal para regímenes especiales de alimentación.

Las sardinas son fuentes de las vitaminas del Grupo B, como la B12 o la B1 o Niacina, además de vitaminas liposolubles como la A, D y E. También son ricas en minerales como Fósforo, Magnesio, Potasio, Hierro, Zinc y Yodo.

Y no solo cuando se consumen frescas proveen de nutrimentos, pues las sardinas en lata tienen un alto contenido de Calcio, esto debido a que se consumen junto con la espina. Y en esta presentación aportan unos 314 miligramos de calcio por 100 gramos.

Una ración de 200 gramos de sardinas aporta el 67% de las recomendaciones diarias de proteínas y triplica las de vitamina D, además de ser muy digestiva.

Por pertenecer al grupo de los pescados azules, tiene un alto contenido de grasas polinsaturadas, esenciales para el desarrollo normal del cerebro . Y no hay que olvidar que aporta pocas calorías.

A tomar en cuenta

Al momento de comprar sardina es bueno saber que su piel debe ser brillante y firme al tacto y sus ojos no deben estar hundidos.

Aunque hoy en la día la mayoría de las pescaderías las ofrece limpias y en filetes, para limpiarlas es recomendable meterla en el chorro de agua fría, porque el agua caliente podría estropear su carne, luego escamarla.

Y si las prefiere en las latas, es mejor comprar la presentación al natural o en aceite de oliva.

En definitiva, la sardina es uno de los alimentos más completos y económicos que alguien puede poner en su mesa.

Lavado y desinfección de los alimentos

Fuente: Cofepris

El lavado y la desinfección tienen propósitos diferentes. El objetivo del lavado es reducir la carga microbiana, en cambio con la desinfección se utilizan sustancias para eliminar a los microorganismos, estas sustancias se conocen como bactericidas. Es muy importante realizar primero el lavado y después la desinfección, porque la eficacia de los agentes bactericidas disminuye cuando hay altas concentraciones de bacterias.
En general, el procedimiento adecuado para el lavado y desinfección de alimentos es el siguiente:

1. Remover la materia extraña evidente, por ejemplo la tierra de las verduras de hoja verde.
2. Tallar la superficie con un estropajo o cepillo, utilizando jabón.
3. Enjuagar al chorro de agua
4. En caso de las verduras es recomendable sumergirlos en una solución desinfectante, de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
5. Escurrir

Tipos de desinfectantes

Las sustancias desinfectantes más comunes son: el cloro de uso doméstico, el yodo y la plata coloidal, su eficacia estará en función de que sean usados en la concentración y durante el tiempo adecuado (cuando se utilice yodo o plata coloidal es necesario seguir al pie de la letra, las instrucciones del fabricante). Si se usa cloro, se recomienda dejar las frutas y verduras durante 10 minutos en una solución conteniendo 10 gotas de cloro doméstico por litro de agua y después enjuagar con agua potable o purificada.

Recomendaciones para el manejo de alimentos preparados.

Para proteger a la población de los riesgos asociados a la contaminación de alimentos preparados por virus, bacterias y parásitos, la COFEPRIS extiende las siguientes recomendaciones:

a) Durante la compra y almacenamiento
˗ Durante la compra, el personal que despacha debe presentar apariencia limpia y mantener los productos refrigerados, congelados o enhielados.
˗ Mantener los productos que requieran refrigeración (lácteos, cárnicos y pescados) a una temperatura máxima de 7°C.
˗ Durante el almacenamiento en refrigeración se debe evitar que productos crudos (carnes, pescados, verduras) estén encima de los alimentos listos para consumo (quesos, jamón, platillos preparados).
˗ Lavar muy bien los productos antes de prepararlos. Cuando se utilicen vísceras para la preparación de alimentos, deben lavarse interna y externamente y conservarse en refrigeración o congelación.

b) Durante la preparación de alimentos
˗ La temperatura mínima interna de cocción de los alimentos debe ser de al menos:
63°C (145°F) para pescado; carne de res en trozo; y huevo de cascarón que ha sido quebrado para cocinarse y de consumo inmediato a solicitud del consumidor.
68°C (154°F) para carne de cerdo en trozo; carnes molidas de res, cerdo o pescado; carnes inyectadas y huevo de cascarón que ha sido quebrado para cocinarse y exhibirse en una barra de buffet.
74°C (165°F) para embutidos de pescado, res, cerdo o pollo; rellenos de pescado, res,
cerdo o aves; carne de aves.
Si se llegase a recalentar algún alimento preparado, debe alcanzar una temperatura de por lo menos 74°C (165°F).
– Conforme al tipo de alimentos que se manipulen para su preparación, éstos deben estar expuestos a la temperatura ambiente el menor tiempo posible.

c) Congelación y descongelación de alimentos
– La descongelación de los alimentos se debe efectuar por refrigeración, por cocción o bien por exposición a microondas.
– Se debe evitar en todos los casos la descongelación a temperatura ambiente; en caso de aplicarse la descongelación con agua, ésta debe ser a “chorro de agua fría” evitando estancamientos.
– Los alimentos que se descongelen no deben volverse a congelar.
La elevación de la temperatura trae consigo otros efectos negativos sobre la salud de la población, los cuales están vinculados a la susceptibilidad de alimentos a la descomposición, así como la proliferación de microorganismos que causan enfermedades gastrointestinales.

Alimentación antes, durante y después de realizar actividad física

Fuente: Cuadernos de Nutrición

Es importante empezar señalando que una buena alimentación es la base del rendimiento físico. La dieta de las personas que realizan ejercicio debe ser variada, equilibrada, suficiente y adecuada. En este caso nos referimos a recomendaciones generales para antes, durante y después del ejercicio sin perder de vista que la dieta a lo largo del día es sumamente importante.

Comida antes de hacer ejercicio

Antes de empezar a hacer ejercicio es muy importante que usted esté correctamente hidratado. Es recomendable tomar 2 tazas de agua dos horas antes de hacer ejercido y dos tazas adicionales 20 minutos antes de empezar.

Nunca haga ejercido antes de desayunar, si se ejercita muy temprano puede comer fruta, o una rebanada de pan. Existe la creencia de que si uno se ejercita con él estomago vació la grasa se utiliza como energía, pero no es así, lo que puede provocar es el uso de las proteínas como energía. Lo mismo sucede si hace ejercicio cuando siente hambre.

Lo ideal es consumir una dieta equilibrada que incluya colaciones, basando la mayor parte del aporte calórico en la ingesta de hidratos de carbono.

No se ejercite inmediatamente luego de comer, ya que el cuerpo usa los líquidos de los músculos en los intestinos durante la digestión. El horario ideal para realizar ejercicios es aproximadamente…

1/2 hora luego de una colación.

1 hora luego de una comida liviana, una colación pesada.

2 horas luego de una comida regular.

3 horas luego de una comida abundante.

No consuma dulces como miel, refresco, o caramelos inmediatamente antes de hacer ejercicio esto no va aumentar inmediatamente la energía sino que puede aumentar la insulina; esto reducirá el azúcar en la sangre y así se agotará más rápido.

Comida durante el ejercicio

Es importante tomar mucha agua durante el ejercicio, esto no causará dolor ni molestias estomacales. Si no toma agua, puede deshidratarse y limitar el rendimiento. Estamos de acuerdo en que el ejercido causa sed, pero cuando esto ocurre usted ya se está deshidratando. Lo recomendable es que tome aproximadamente ½ taza de agua cada 10 o 15 minutos. El objetivo de la hidratación es que el cuerpo mantenga la misma cantidad de agua antes y después de ejercitarse.

Muchas personas se quejan de calambres musculares a la hora de ejercitarse. Esto no se debe a la ingesta inadecuada de sal, sino por la pérdida excesiva de agua a través del sudor. Nunca tome sal ya que esto empeorará los calambres. La mejor forma de prevenir los calambres es mantenerse hidratado.

Para las personas que realizan ejercicio en condiciones ambientales moderadas el líquido apropiado para la hidratación es el agua. Ya que la dieta debe aportar las cantidades necesarias de sodio, potasio y demás electrolitos para reemplazar los que se pierden sudando. Por otro lado para las personas que realizan ejercicio extenuante en condiciones ambientales extremas por más de una hora (situación no muy recomendada) Puede requerir una bebida deportiva que contenga hidratos de carbono y electrolitos.

Es muy importante que no coma durante el ejercicio, ya que los intestinos requerirán los líquidos, entre ellos la sangre, que deben utilizar los músculos a la hora de ejercitarse.

Después del ejercicio

¡Tome más agua!

No haga una comida pesada durante la primera hora luego del ejercicio.

Es mejor una comida ligera 30 minutos después el ejercicio. Ejemplos:

1 taza de leche o yogurt sin grasa.

1 manzana con una de queso cottage bajo en grasa.

2 rebanadas de pan integral con 2 rebanadas finas de jamón de pavo.

Estas son algunas sugerencias, sin embargo insistimos en la importancia del diagnóstico nutricional individual para el diseño de un plan de alimentación adecuado para cada tipo de persona según su actividad física, peso, talla y composición corporal.

Recomendaciones para incrementar actividad física

Fuente: Secretaría de Salud del DF

La actividad física diaria ayuda a mejorar nuestro estado de salud, no es necesario hacer una rutina en un gimnasio, sólo basta incrementar la actividad física de manera cotidiana.

¿Cómo podemos incrementarla‌?

Existen varias maneras en las que tú y tu familia pueden incrementar su actividad física:

En lugar de pasar el tiempo en videojuegos, internet o televisión, lleva de paseo al perro, cambia el ascensor por las escaleras.
Enseña a los niños juegos tradicionales (como brincar la cuerda, escondidillas, avión, quemados, entre otros).
Ponte de pie para cambiar los canales del televisor y no utilices el control remoto, de esta manera realizarás esfuerzo extra.
Camina en vez de utilizar transporte para distancias cortas.
Reduce el tiempo que pasas sentado.

¡Muévete!.. Empieza a caminar

Caminar es una actividad física que podemos realizar para mejorar nuestra salud.

Algunos consejos para que la caminata tenga más beneficios son:

Camina al menos 30 minutos al día

Si no puedes comenzar con 30 minutos continuos, comienza con dos sesiones de 15 minutos hasta lograr tu meta.
Camina a la misma hora del día, de modo que se convierta en una parte regular de tu estilo de vida.
Si no realizas la actividad un día, planifica recuperar otro día o añade 10 ó 15 minutos a la próxima sesión.
Mantén trabajando la mayor parte de los músculos

Es necesario moverse a paso rápido para mantener un gasto de energía adecuado.
Contrae los músculos del abdomen mientras caminas o corres, para fortalecerlos.
Bebe agua mientras realizas el ejercicio

Si sientes la necesidad de tomar líquido durante el ejercicio, toma únicamente agua simple.
Toma el agua en sorbos pequeños, para mantener una hidratación adecuada.
Usa ropa y calzado cómodo y apropiado

No utilices ropa apretada como fajas o vendas, pues no permiten la adecuada circulación sanguínea.
No utilices plásticos ni fajas térmicas, ya que su uso únicamente promueve la pérdida de agua, no de peso.
Beneficios de realizar tu rutina, día con día:

El corazón y los pulmones tendrán mejor funcionamiento.
Dormirás mejor.
Fortalecerás poco a poco tus huesos.
Ayudarás a controlar la glucosa y la presión.
Muévete en tu oficina

Como consecuencia del sedentarismo en nuestro lugar de trabajo, se registra un incremento de enfermedades no transmisibles como la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

¿Para qué moverme‌?

Es recomendable darnos un tiempo dentro de nuestro horario de trabajo para poder realizar una breve actividad física, la cual nos ayuda a reducir los niveles de estrés y a mejorar la circulación sanguínea que beneficia nuestros órganos vitales.

Recomendaciones:

Realiza los ejercicios por lo menos una vez al día.
Ponte cómodo para realizar la actividad física.
Mantén una buena postura para evitar cualquier lesión.
El estrés y la ansiedad pueden disminuir si practicas actividad física.
Recuerda que el ejercicio junto con una alimentación correcta nos ayuda a prevenir sobrepeso y obesidad.

Diez recomendaciones básicas para prevenir enfermedades respiratorias este invierno

Fuente: Salud Magazine

Ahora que el invierno ha hecho su arribo a nuestro país acompañado de bajas temperaturas y su consecuente carga de enfermedades respiratorias, a propósito del elevado número de microbios en el ambiente y el descenso en la capacidad del organismo para protegerse de ellos, es importante conocer las medidas preventivas que nos puedan ayudar a superar los riesgos de sufrir graves perjuicios a nuestra salud.

No se trata por supuesto de angustiarse ante la sola advertencia o aislarnos durante esta temporada, que para muchos es la favorita de todo el año, sino de conocer las conductas adecuadas para disfrutar de ella en forma segura, particularmente cuando se advierte a través de las instituciones públicas nacionales que el presente será uno de los invierno más fríos y secos de los últimos años.

A continuación diez recomendaciones básicas a considerar, que pueden contribuir a que tu o la familia sean víctimas de resfriado, gripe o influenza, laringitis, faringitis, sinusitis, bronquitis o neumonía. En el entendido que el principal grupo de riesgo son los niños y adultos mayores, así como las personas con enfermedades cardiovasculares, metabólicas y renales preexistentes, mismos que requerirán de una mayor atención por parte de la familia.

1.- Abrígate bien y evita los cambios bruscos de temperatura. Al respecto es importante proteger especialmente la zona de cabeza, manos y pies; procurar respirar con la ayuda de una bufanda en sitios de mucho frio, y no mantenerse excesivamente abrigados en interiores para evitar sudar y luego encontrarse nuevamente con el frio exterior.

2.- Evita asistir a sitios concurridos donde haya aglomeraciones para evitar un contagio.

3.- Procura no fumar, ni acudas a lugares donde lo hacen, así como que los menores o personas mayores estén en contacto con el humo del cigarro,

4.- Lava frecuentemente las manos con agua y jabón, particularmente al llegar a casa y después de saludar a personas enfermas.

5.- Consume alimentos naturales ricos en vitaminas A y C, como son limón, naranja, lima, mandarina, guayaba y zanahoria, así como las verduras de hoja verde oscura, para mantener en buen estado el sistema inmunológico.

6.- Ventila diariamente tu casa para que el aire se renueve.

7.- Procurar conservar la temperatura ambiente dentro de tu casa entre dieciocho y veinte grados centígrados, para lo cual evita también la entrada de corrientes de aire.

8.- Consume abundantes líquidos en forma de agua o jugos vegetales para mantener una buena humedad de tu cuerpo y evitar que tus fosas nasales se resequen.

9.- No acudas a la automedicación ante los primeros signos de enfermedad.

10.- Sigue al pie de la letra las indicaciones de tu médico para evitar otras complicaciones.

A pesar de la frecuencia y naturalidad con que escuchamos hablar de las enfermedades respiratorias, anualmente poco más de cuatro millones de personas en el mundo mueren por su causa. De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), únicamente la gripe contagia a aproximadamente al veinte por ciento de la población durante las epidemias estacionales, con el registro de cinco millones de casos graves y quinientas mil muertes año. Cuida tu salud y la de tus seres queridos. Recuerda la salud es responsabilidad de todos.

Propiedades de la soya y beneficios para nuestra salud

México, D.F, 21 de enero, 2014
Fuente: Redacción Diabetes Hoy

En los últimos años, el consumo de la soya –perteneciente a la familia de las leguminosas- se ha visto a la alza sobre todo entre la población femenina. Muy rica en proteínas, la soya se utiliza en diferentes formas y variedades en la alimentación humana, así como en forma de alimento-medicamento para tratar determinados procesos y mejorar nuestra salud y bienestar.

El cultivo de la soya ha aumentado de forma notable en las últimas décadas. Hasta comienzos del pasado siglo, su utilización se reducía a países orientales, pero a partir de los años setentas comenzó a producirse de forma masiva en Estados Unidos, Argentina y Brasil, y se difundió como alimento en todos los países de cultura occidental.
La soya como alimento

Esta leguminosa es cada día más frecuente en nuestra dieta y podemos encontrarla en los mercados -debido a su versatilidad y estabilidad- en diferentes formas: leche, aceite, lecitina, harinas, salsas, tofu y brotes de soja. Todos estos alimentos se benefician de las cualidades de esta planta y de la composición de sus semillas, las cuales contienen un alto porcentaje de proteínas que, a su vez, contienen ocho aminoácidos esenciales para la dieta humana, sin los cuales nuestro organismo sería incapaz de sintetizar las proteínas que lo conforman.

Además del elevado aporte de proteínas de alta calidad, las semillas de soya contienen grasas con baja proporción de ácidos grasos saturados e hidratos de carbono con abundante cantidad de fibra alimentaria. Son muy ricas en vitamina K, vitamina B6, hierro, calcio, magnesio y zinc, y contienen apreciables cantidades de vitamina C y potasio.

El aporte calórico a la dieta de las semillas de soya es de 450 calorías por cada 100 gramos. Dependiendo del producto fabricado a expensas de la soya (leche, carne, aceite, harina, etcétera) el contenido calórico estará en proporción al alimento que sustituye, siendo el aceite el que más calorías aporta y la leche el que menos.
La soya y la salud

Por sus cualidades nutritivas y su composición, la soya tiene muchos efectos beneficiosos sobre la salud, entre los que cabe destacar:
Alimento beneficioso para las personas que viven con diabetes gracias a su composición en hidratos de carbono de absorción lenta, reduce los cambios bruscos de azucares en sangre.
Su bajo contenido en grasa y su composición lipídica favorecen el control de las cifras de colesterol.
Previene la osteoporosis y ayuda en su tratamiento por la reducción de estrógenos.
Eficaz para el tratamiento de la alergia a las proteínas de la leche de vaca y la intolerancia a la lactosa.
Favorable en el tratamiento de los síntomas de la menopausia por su contenido en fitoestrógenos.
Propiedades de la soya

La soya, en sus diferentes formas de presentación como alimento, tiene propiedades fundamentales para la salud:
Fácil digestión y absorción.
Alta tolerancia por los niños y los bebés. Es utilizada como sustituto de la lactancia materna en casos de intolerancia a la leche.
Elevado aporte proteico con proteínas de alto valor biológico.
Escaso aporte de ácidos grasos saturados elevado en ácidos grasos insaturados.
Reemplaza con éxito, tanto fresca como procesada, a alimentos de origen animal como carne, pescados y leche