La Alimentación de la Mujer en la Menopausia

Fuente:Henufood

La menopausia es un cambio que se produce de forma natural en la mujer, generalmente entre los 48 y 55 años de edad. A algunas mujeres se les presenta la menopausia con menos de 40 años, llamándose menopausia precoz. La menopausia se produce porque de forma continua, va disminuyendo la actividad de los ovarios, de tal manera que desaparece la capacidad de reproducción y la menstruación.

Como se ha comentado anteriormente, la menopausia es una etapa en la vida de la mujer que presenta determinados cambios en el organismo. Estos cambios van a necesitar de requerimientos específicos en cuanto a alimentación, ya que las necesidades de energía disminuyen un 5 % aproximadamente cada 10 años, por lo que el consumo de alimentos ricos en energía debe ser en menor cantidad. Además, una dieta variada y equilibrada, adaptada a las necesidades individuales, contribuye al mantenimiento de un buen estado de salud, a la prevención de enfermedades y a la mejora de la calidad de vida.

Debido a esto la alimentación de la mujer en la menopausia debe incluir todos los grupos de alimentos, entre los que encontramos el arroz, amaranto, las leguminosas, frutas y verduras, carnes magras y pescado, leche y productos lácteos (preferiblemente enriquecidos en vitamina D).

A continuación se describen algunos consejos con respecto a su alimentación en esta etapa:

– Aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio como la leche y productos lácteos, como el queso, el yogurt, los charales, el epazote, las verdolagas etc.
– Incrementar el consumo de frutas y verduras de preferencia que sean 3 raciones de verduras y 2 de fruta.
– Consumir leguminosas, incluyendo la soja al menos 2 veces a la semana.
– Aumentar el consumo de fibra pero sin excederse, ya que un alto consumo de fibra en la dieta puede reducir la absorción de calcio, recuerda que lo recomendado es de 25-30 gr de fibra diaria.
– Limitar la ingesta de sodio, sobre todo cuando existan problemas de presión arterial alta, por lo que si ingesta debe d limitarse de 2300 mg/día si no hay problemas de presión alta y si lo hay este consumo no debe ser mayor a 1500 mg por día.
– Evitar el consumo de alimentos animales ricos en grasas saturadas, por ejemplo: mantequilla, embutidos, carnes rojas en exceso, etc.
– Disminuir el consumo de cafeína, ya que puede incrementar el calcio en la orina y limitar su absorción, por lo que lo recomendado es no consumir no más de 4 tazas al día
– Utilizar preferentemente aceites de semillas o de oliva.
– Evitar el consumo de tabaco y moderar la ingesta de alcohol teniendo en cuenta que lo recomendado es 1 bebida al día para las mujeres:
• Una botella de cerveza (355 ml)
• Un vaso de vino (150 ml)
• Un trago de licor fuerte (45 ml)

– Realizar actividad física, por lo menos 30 minutos diarios.

Conservación de los jitomates

Fuente: AGROS

Almacenamiento

* No guarde los jitomates en el refrigerador, esto puede maltratarlos y hacerlos que pierdan sabor. De preferencia compre sólo lo que necesite y guárdelos en algún contenedor. Personas del comité de jitomates dicen que éste es el error más común que las personas cometen con el producto.
* Agua fría sobre un jitomate fresco hará que su piel se fisure, dándole así la bienvenida a distintas bacterias.
* Nunca guarde un jitomate que no ha sido lavado.
* Guarde esta verdura a temperatura ambiente, pero no por mucho tiempo, porque madurará más de la cuenta.
* Los jitomates son excelentes para enlatar, congelar y secar.

Para congelar jitomates

Los jitomates congelados guardan un sabor fabulosamente fresco, pero se vuelven más frágiles en textura, generalmente son utilizados para sopas o salsas
La piel se volverá más fuerte en el congelador, pero será mucho más fácil de retirar al derretirse. O, ponga los jitomates congelados bajo un chorro de agua fría para que las cáscaras se puedan retirar fácilmente.
1. Lave los jitomates enteros, retire los tallos y córteles el centro.
2. Deje los jitomates completos o divídalos en cuatro y empáquelos en bolsas de congelar, dejando aproximadamente 3 centímetros de espacio en la parte superior.

Saltarse la primer comida del día eleva el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Fuente: Muy Interesante

Los hombres que no desayunan tienen mayor riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardíaca mortal, según una investigación publicada en Estados Unidos

Un estudio de casi 27, 000 hombres encontró que aquellos que no comían nada en la mañana tenían 27% más riesgo de ataque al corazón o muerte por enfermedad coronaria que los que los que sí lo hacían.

Los hombres, de edades comprendidas entre los 45 y 82 años, participaron en una encuesta sobre alimentación, que registró resultados de salud de 1992 a 2008.

Según el estudio, aquellos hombres que no desayunan tienden a ser más jóvenes y a tener “más probabilidades de ser fumadores, empleados a tiempo completo, solteros, menos activos físicamente y más consumidores de alcohol” que el resto.

Saltearse el desayuno puede conducir a uno o más factores de riesgo, como obesidad, presión arterial alta, colesterol alto y diabetes, que a su vez puede conducir con el tiempo a un ataque cardiaco”, dijo Leah Cahill, autor principal del estudio e investigador en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Los hombres que dijeron tomar desayuno también comían más por día que aquellos que no lo hacían, lo que sugiere que las personas que omiten el desayuno no compensan la falta de comida más tarde.

El 97% de los hombres que participaron en el estudio eran de raza blanca y ascendencia europea, pero los investigadores dijeron que los resultados pueden aplicarse a hombres de otros orígenes.

No hay que saltearse el desayuno”, dijo Cahill. “Desayunar está asociado a un menor riesgo de ataque cardiaco”.

Puedes leer el estudio en http://www.eurekalert.org/pub_releases/2013-07/aha-sbm071813.php

Los beneficios del espárrago

Fuente: Muy interesante

El espárrago fue cultivado por primera vez hace 2,500 años en la antigua Grecia, donde era considerado una hierba medicinal. Actualmente, existen tres variedades: el americano y británico de color verde, el francés de color púrpura y español y holandés que es blanco. No importa cuál sea tu preferencia, este vegetal ofrece múltiples beneficios a la salud:

Reduce el riesgo de padecer Diabetes tipo II
De acuerdo con un estudio publicado en 2011 en el British Journal of Nutrition, el espárrago ayuda a mejorar la secreción de insulina y la función de las células beta (localizadas en el páncreas), gracias a sus altos niveles de cromo; un oligoelemento que ayuda a la insulina transportar la glucosa. Su alto contenido de vitamina B también juega un papel clave en el metabolismo del azúcar y los almidones, fundamental para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

Salud cardíaca
Su alto contenido en vitamina B ayuda a regular la homocisteína; aminoácido que puede llegar a ser un factor de riesgo si se acumula. Al contener vitamina K, ayuda a mantener una coagulación saludable de la sangre. Así mismo, sus altos niveles de antioxidantes, fibra soluble y propiedades antiinflamatorias reducen la probabilidad de sufrir enfermedades cardíacas.

Propiedades anti-envejecimiento
Los antioxidantes presentes en el espárrago, como el glutatión, retardan el proceso de envejecimiento mientras que el ácido fólico trabaja con la vitamina B12 para prevenir el deterioro mental. El glutatión también protege a la piel del daño causado por la exposición al sol y la contaminación.

Previene cálculos renales
Debido a su alta concentración del aminoácido asparagina, actúa como un diurético natural. Ayuda al cuerpo a eliminar los excesos de fluidos y sal, siendo especialmente benéfico para quienes sufren de presión alta, así como toxinas de los riñones.

Salud digestiva
El espárrago es uno de los pocos vegetales que contiene inulina, un hidrato de carbono que mejora la digestión. La inulina es un prebiótico; no se descompone ni digiere hasta alcanzar el intestino grueso. Una vez allí, alimenta a las bacterias que favorecen la absorción de nutrientes, disminuyen las alergias y reducen el riesgo de padecer cáncer de colon.

Reduce el riesgo de desarrollar cáncer
Los antioxidantes y antiinflamatorios que contiene el espárrago en grandes cantidades protegen contra ciertos cánceres, como de hueso, mama, pulmón y colon.

¿Por qué huele mal la orina tras comer espárragos?
El espárrago es el único alimento que contiene ácido asparagúsico. Al ser digerido, se descompone en en compuestos que contienen azufre, los cuales poseen un olor fuerte y desagradable. Puesto que son volátiles, pueden vaporizarse en el aire, donde son detectados por el olfato. Más allá de causar mal olor, este proceso es completamente inofensivo.

5 razones para comer arándanos

Fuente: QUO

La próxima vez que veas jugo de arándano o el fruto fresco o seco vas a querer llevarlo a casa. Al menos, eso sugiere un creciente número de investigaciones sobre la salud. Apenas con 1.5 centímetros de diámetro, el arándano está adquiriendo una reputación a nivel mundial debido a sus numerosas propiedades saludables.

Debido a su sabor y su extensa lista de beneficios para la salud, el arándano es realmente una de las frutas excepcionales de la naturaleza. Aquí te damos 5 razones para que incorpores esta fruta única a tu dieta:

1. Contra infecciones urinarias: los arándanos saben y te hacen bien. Más de 50 años de pruebas científicas señalan la importancia del arándano para mantener la salud del tracto urinario. Los arándanos contienen elementos potentes llamados proantocianidinas (PAC) que ayudan a impedir que determinadas bacterias dañinas ataquen las células que están dentro del cuerpo y las eliminan, ayudando a limpiar y purificar el cuerpo de manera natural. Beber dos raciones de jugo de arándano de 236 mililitros o 20-60 gr por día es una forma nutritiva de mantener saludable el tracto urinario.

2. Bueno para el corazón: Gracias a su rico contenido de polifenoles y antioxidantes mantiene la salud cardiovascular por sus propiedades antiinflamatorias que benefician a las arterias.

3. Contra las enfermedades: Agregar un puñado a una ensalada o beber un vaso de jugo de arándano (250 ml) reduce los síntomas de resfrío y gripe al reforzar tu sistema inmunológico

4. Para la memoria: Tiene efectos benéficos sobre el cerebro y puede ayudar a prevenir la pérdida de memoria relacionada con la edad y otros cambios en el cerebro gracias a que su alto contenido de antioxidantes protege a las neuronas de la oxidación de los radicales libres. Además mejora la forma en que las células cerebrales se comunican entre sí, concluyó un estudio de la Sociedad Americana de Química publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry.

5. Sabor versátil: Por su sabor puede combinar con platillos salados o dulces. En ensaladas dan un toque dulce, mientras en jugo puede beberse solo. Además puede utilizarse en guisados o postres.

Su consumo en la diabetes disminuye el estrés y protege el corazón.

Fuente: QUO

Comer pistaches puede reducir la respuesta que el cuerpo tiene ante el estrés en las personas con diabetes tipo 2, de
acuerdo con investigadores de Penn State.

En los adultos con diabetes, dos porciones de pistaches al día redujeron la constricción vascular ante el estrés y mejoraron el control neural del corazón. Aunque los frutos secos son ricos en grasas, contienen grasas buenas, fibra, potasio y antioxidantes. Dado el alto riesgo de enfermedades del corazón en las personas con diabetes, los frutos secos son parte de una dieta saludable para el corazón en esta población”, dijo Sheila G. West, profesora de salud y ciencias de la nutrición bioconductual.

Los científicos investigaron los efectos que la ingesta de pistache tienen en las actividades que requieren de un esfuerzo en los pacientes con diabetes tipo 2 controlada mediante un estudio aleatorio donde se les proporcionaron todos los alimentos.

Después de dos semanas de seguir la típica dieta estadounidense -que contienen 36% de grasa y 12% de grasas saturadas, los participantes fueron asignados al azar a una de las dos dietas de prueba. Éstas tuvieron una duración de cuatro semanas en las cuales los voluntarios sólo ingirieron los alimentos suministrados.

Las dietas de prueba incluyeron: un régimen saludable para el corazón con un 27 % de grasa y 7 % de grasa saturada y otra dieta que contenía dos porciones diarias de pistaches (alrededor de 85 gramos o 32 pistaches).

Esta dieta contenía 33% de grasa y 7 % de grasa saturada. Una ración contenía sal y la otra no. Al final del período de cuatro semanas, los investigadores midieron la presión arterial y la resistencia vascular periférica con dos pruebas de estrés: agua fría y test mental de aritmética.

Después de hacer la dieta del pistache, los vasos sanguíneos se mantuvieron más relajados y abiertos durante las pruebas de estrés”, dijo West.

Aunque las mediciones de la presión arterial realizadas en el laboratorio no se vieron afectadas por los pistachos, las medidas reales de la presión arterial fueron significativamente más bajas después de llevar a cabo este régimen alimenticio.

Hemos encontrado que la presión arterial sistólica durante el sueño se vio especialmente afectada por los pistaches. La media de la presión arterial del sueño se redujo en cerca de 4 puntos y se espera que esto reduzca la carga de trabajo del corazón”, señaló Katherine A. Sauder, ex estudiante de posgrado en salud bioconductual, llevó a cabo dichas mediciones.

Los investigadores encontraron que incluir pistaches en la dieta redujo la constricción vascular durante los momentos de estrés y asimismo, cuando las arterias se dilataron en las pruebas de agua helada, quienes comieron pistaches tuvieron una menor carga sobre el corazón.

Este factor de estrés hacia el frío produce una gran respuesta de constricción vascular en la mayoría de la gente. En comparación con una dieta baja en grasas, la dieta del pistache redujo la respuesta vascular hacia la tensión”, explicó West.

El mismo patrón se observó cuando los participantes realizaron la difícil tarea de aritmética mental.”Nuestros participantes se sentían frustrados y enojados durante el examen de matemáticas. La dieta de pistachos redujo las respuestas de sus cuerpos ante el estrés, pero los frutos secos no son una cura para la angustia emocional que sentimos en nuestra vida cotidiana”, destacó West.

Al igual que en nuestro último estudio, en el laboratorio no vimos una presión arterial más baja con esta dosis de frutos secos Sin embargo, nos sorprendimos al ver que en las 24 horas siguientes de llevar a cabo la dieta del pistache la presión arterial ambulatoria fue menor”, añadió Sauder.

Igualmente, se registraron mejoras en la variabilidad del ritmo cardíaco, que es la medida acerca del buen funcionamiento del sistema nervioso sobre el corazón. Esto indica que el comer pistaches aumenta la actividad del nervio vago, parte importante del sistema nervioso parasimpático que se ve dañada por la diabetes.

Si las personas mantiene el tratamiento a largo plazo, las mejoras en la presión arterial del sueño, la respuesta vascular al estrés y control del nervio vago podrían reducir el riesgo de enfermedades del corazón en este grupo de alto riesgo”, comentó West.

Los investigadores informaron de los resultados de este estudio en la revista científica de la Asociación Americana del Corazón.

Que niños no se vayan a la escuela sin comer

Fuente: QUO

Además de ser la comida más importante del día, comer un desayuno saludable por las mañanas puede minimizar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en los niños, afirma un estudio de la Universidad St. George de Londres y publicado por la revista científica PLoS Medicine

La investigación se basó en las respuestas de 4,116 niños británicos entre los 9 y 10 años de edad acerca de su consumo regular de desayuno y los alimentos que ingerirían a esta hora del día. Asimismo, se realizaron pruebas de sangre para medir los marcadores de riesgo de la diabetes (como la insulina en ayunas, la glucosa y hemoglobina glucosilada).

El 26% de los niños que dijeron no desayunar diariamente, tenía por lo general niveles más altos de insulina en ayunas (diferencia porcentual de 26.4%,), mayor resistencia a la insulina (diferencia porcentual del 26.7%), y un nivel ligeramente superior de hemoglobina glucosilada (diferencia porcentual del 1.2%) en comparación con los infantes que informaron que desayunaban todos los días sin excepción.

Los niños que consumían cereales mostraron una menor resistencia a la insulina que aquellos que desayunaban galletas. De ahí que la preparación de un desayuno equilibrado (proteína, carbohidratos, vitaminas, minerales y grasa) sea relevante para mantener un estilo de vida saludable.

A pesar de que este análisis se hizo a través de una serie de estudios transversales, los resultados hallados siguen siendo significativos después de un ajuste de diversos valores, como el nivel socioeconómico, la actividad física y la grasa corporal. Sin embargo, los autores señalan la necesidad de llevar a cabo más estudios con el fin demostrar si el aumento de la ingesta de desayuno entre los niños conduce a un menor riesgo de desarrollar diabetes.

Científicos comprueban una técnica de entrenamiento cerebral.

Fuente: QUO

Comer alimentos saludables es una difícil decisión para muchas personas; sin embargo, es posible entrenar al cerebro para preferir el consumo de alimentos bajos en calorías en lugar de productos calóricos no saludables, afirma el Centro de Investigación de Nutrición Humana y Envejecimiento Jean Mayer (HNRCA por sus siglas en inglés) en un estudio publicado en la revista científica Nutrition & Diabetes.

No nacemos amando las papas fritas y odiando la pasta integral. Este condicionamiento ocurre a través del tiempo en respuesta a una alimentación repetida”, dijo la autora principal Susan B. Roberts, directora del Laboratorio de Metabolismo Energético en el HNRCA, profesora de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de la Nutrición y profesora de Psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad Tufts.

Los científicos aseguran que una vez establecidas las adicciones hacia alimentos poco saludables, estas conductas pueden ser muy difíciles de revertir, por lo que las personas con sobrepeso y obesidad pueden llevar una alimentación poco saludable durante toda sus vida.

Con el fin de saber si el cerebro puede dejar esta adicción atrás y enfocarse en una elección de alimentos más sanos, Roberts y sus colegas estudiaron el sistema de recompensa en 13 adultos, hombres y mujeres con sobrepeso y obesidad, algunos de los cuales estaban en un programa de pérdida de peso diseñado por investigadores de la Universidad Tufts. Los participantes se sometieron a exámenes de resonancia magnética al principio y al final de un período de seis meses. Quienes formaban parte del programa de pérdida de peso mostraron cambios en las áreas del centro de recompensa que se asocia con el aprendizaje y la adicción.

Después de seis meses, esta región del cerebro tuvo una mayor sensibilidad hacia los alimentos saludables y bajos en calorías, lo que indica un aumento en la recompensa y por ende, una satisfacción hacia los alimentos saludables. También, hubo una disminución de la sensibilidad hacia los alimentos calóricos no saludables.

El régimen alimenticio consistió en una adaptación de la dieta “i” (i diet) donde los individuos controlaron las porciones ingeridas y consumieron comidas con un alto grado de saciedad, explica Mark Prigg del Daily Mail.

El plan contenía menús que combinaban carbohidratos de bajo índice glucémico con un alto contenido de fibra y alimentos ricos en proteínas, alimentos con un perfil de digestión más lento y reducción de las fluctuaciones de glucosa en la sangre que en teoría reducen el hambre. El 25% de la energía provino de la proteína y la grasa, 50% de los carbohidratos de bajo índice glucémico y 40 gramos de fibra dietética. Los voluntarios también tuvieron 19 sesiones de grupo durante el curso de 24 semanas. Además, cada uno de los participantes recibieron un correo electrónico semanal del nutriólogo para tener más apoyo.

El programa de pérdida de peso está específicamente diseñado para cambiar las reacciones de la gente hacia los diferentes alimentos; y nuestro estudio demuestra que las personas que participaron en ella tenían un mayor deseo de alimentos saludables junto con una disminución en la preferencia por alimentos poco saludables, efectos que se combinan a la hora de controlar el peso. Hasta donde sabemos, esta es la primera demostración de este importante cambio”, señaló la co-autora del estudio Sai Krupa Das del Laboratorio de Metabolismo Energético del HNRCA y profesora en la Escuela Friedman.

Aunque otros estudios han demostrado que los procedimientos quirúrgicos como la cirugía de bypass gástrico pueden disminuir la cantidad en que las personas disfrutan de la comida en general, esto no es muy satisfactorio ya que les hace el disfrute de los alimentos menos placentero, en lugar de hacer que los alimentos más saludables sean más atractivo. Hemos demostrado que es posible cambiar las preferencias de los alimentos poco saludables a la comida saludable sin cirugía, y que la resonancia magnética es una técnica importante para explorar el papel del cerebro en señales de alimentos”, aseguró al Daily Mail el psicólogo el Dr. Thilo Deckersbach, del Hospital general de Massachusetts.

Así pues, los investigadores creen que es posible mediante el uso frecuente de una dieta saludable, alta en fibra y baja en calorías se puede frenar la adicción hacia los alimentos altos en calorías y la comida chatarra.