OMS restringe consumo de azúcar

Referencia: Muy Interesante

Debido al tremendo daño que provoca el azúcar, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reducido a la mitad sus niveles recomendados de ingesta diaria. A partir de 2002, se aconsejaba que el azúcar debía constituir menos del 10% de la ingesta total de energía al día. Ahora, las nuevas directrices (actualmente en consideración) establecen que el azúcar no debe exceder el 5% de las calorías diarias.

Para llevar una dieta saludable, un adulto con un Índice de Masa Corporal normal debe consumir alrededor de 25 gramos de azúcar al día, el equivalente a 6 cucharadas. La mayoría del azúcar consumida en la actualidad se “esconde” en los alimentos procesados que no son considerados dulces. La salsa cátsup, por ejemplo, contiene cerca de 4 gramos de azúcar por cucharada y una sóla lata de refresco alrededor de 40 gramos o 10 cucharadas de azúcar.

Ningún tipo de azúcar se escapa, las nuevas directrices de la OMS incluyen tanto a monosacáridos (como la glucosa y fructosa) como a disacáridos (como la sucarosa y la azúcar de mesa). Es decir, tanto el azúcar que es añadida a los alimentos por el fabricante, cocinero o el consumidor, así como la que se encuentra naturalmente presente en la miel, jarabes, jugos y concentrados de fruta.

Los efectos del azúcar incluyen un mayor riesgo de padecer diabetes, obesidad, cáncer, enfermedades cardiacas, caries dentales e incluso daño cerebral.