Crean SAGARPA y gobierno y universidad de Coahuila observatorio de derecho a la alimentación

Fuente: SAGARPA
Cita: Imagen Agropecuaria

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), el Gobierno de Coahuila y la Universidad Autónoma de Coahuila diseñan estrategias para evaluar y proponer políticas públicas que fortalezcan las acciones enfocadas al derecho a la alimentación en el país.
El titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, el gobernador Rubén Moreira Valdez y el rector Blas José Flores Dávila, firmaron un convenio para la creación del Observatorio de Derecho a la Alimentación y Políticas Públicas a Favor del Derecho a la Alimentación, a través del cual se realizarán propuestas que contribuyan a la seguridad alimentaria en el país.
El funcionario federal refirió que una de las primeras acciones del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto fue llevar a cabo la Cruzada Nacional Contra el Hambre, la cual busca garantizar el acceso a la alimentación para los habitantes de nuestro país, principalmente aquellos que viven en condiciones de marginación.
Con este mismo fin, subrayó, el Presidente nos ha convocado a que vayamos por la gran Reforma del Campo de México para que seamos más productivos y contemos con una planeación en la producción, a fin de satisfacer y equilibrar la oferta y demanda de los alimentos.
La creación del Observatorio de Derecho a la Alimentación (el cual es una sinergia entre los gobiernos federal, estatal y la academia) permitirá evaluar las políticas públicas actuales y realizar recomendaciones que fortalezcan las acciones que ejecuta el Gobierno de la República, expresó.
Ante productores, agroindustriales, legisladores, investigadores y académicos, Enrique Martínez y Martínez añadió que este acuerdo también considera la realización de talleres y capacitaciones para productores de la entidad, a fin de hacer su actividad productiva, sustentable y competitiva.
Destacó que la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) declarará el 2014 como Año de la Agricultura Familiar, debido a la importancia que tiene la agricultura de autoconsumo y de pequeños productores, así como para fomentar entre los jóvenes esta actividad como una opción de desarrollo productivo.
Señaló que entre los retos que se han enfrentado en el sector agroalimentario este año se encuentra el de la fluctuación de precios de algunos productos, lo cual obliga a instrumentar una mejor planeación con referencia en la oferta y demanda en el mercado.
Otra medida que la SAGARPA, gobiernos estatales y productores desarrollan es la reconversión productiva en algunas regiones del país, de maíz blanco a amarillo, sorgo y trigo, lo cual permite disminuir las importaciones de estos cultivos, toda vez que somos superavitarios en maíz blanco, puntualizó.
Explicó que el Gobierno Federal este año canaliza inversiones directas por más de mil millones de pesos en el sector agroalimentario de Coahuila, de los cuales hay proyectos y recursos en concurrencia.
El gobernador Rubén Moreira Valdez reconoció el trabajo de la Federación, a través de la SAGARPA, y la atención oportuna a productores de las zonas áridas de la entidad, a efecto de combatir la desigualdad en el sector rural.
Resaltó que Coahuila está cerca del esfuerzo nacional de transformar el campo y sus condiciones, y una muestra de ello es la realización de estos acuerdos que contribuirán a instrumentar políticas públicas que detonen la producción primaria, fortalezcan el derecho a la alimentación y la seguridad alimentaria.
Esta forma de participar y colaborar, dijo, es una muestra del ejercicio de transparencia y diálogo abierto entre la sociedad y el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto para mejorar las condiciones de desarrollo en el país.
Cabe señalar que el convenio para la creación del Observatorio detalla que de manera conjunta las partes lleven a cabo la planeación, desarrollo y ejecución de programas y actividades para alumnos, catedráticos e investigadores de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila y funcionarios de la SAGARPA

Buscan antioxidantes del nopal para volverlos suplemento

Fuente: Gobierno de San Luis Potosí 9 Diciembre 2013
Publicado: AlfaEditores http://fb.me/1PGkYVT8R

Informó el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICyT) que investigadores de dicha institución realizan un trabajo coordinado con la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de San Luis Potosí, y del Instituto Nacional de Investigación Agronómica Francesa (INRA), con la finalidad de encontrar sustancias antioxidantes en el nopal que coadyuven a reducir las causas que provocan enfermedades como el cáncer y la diabetes.

Básicamente lo que buscan los investigadores son los antioxidantes de la planta del nopal, elementos que los protegen de condiciones climatológicas extremas, de tal manera que las personas, al consumir el nopal tomen los antioxidantes que contribuyan a disminuir la incidencia de padecimientos que se relacionan con el estrés oxidativo, entre éstos los de carácter neurodegenerativas, la arterioesclerosis, la diabetes y el cáncer.

En la actualidad la planta del nopal se considera sólo un cactus que crece en el desierto; en ocasiones se usa como planta de ornato, por lo que los investigadores del IPICYT buscan darle un valor agregado, que puede redundar en más beneficios para la salud, a través de suplementos alimenticios.

El proyecto mediante el cual se estudian las propiedades antioxidantes del nopal se denomina Biopuntia, y entre los objetivos está el realizar el perfil de proteínas, y un escrutinio de éstas, las cuales se encuentran en los cladodios (tallos aplanados) y conocer su identidad.

Asimismo, llevar a cabo un escrutinio de estas proteínas como posibles proteínas funcionales y evaluar en sistemas in vitro e in vivo la actividad biológica de extractos de Opuntia contra arteriosclerosis, cáncer y diabetes. Si se logra detectar algún compuesto benéfico se trabajará en su producción empleando los sistemas de cultivos celulares.

La clave está en la biotecnología: Consejo Nacional Agropecuario

Fuente: Notimex 9 Diciembre 2013
Publicado: bit.ly/1cmWfHS

México requiere cultivar 30 por ciento más de lo que ya se siembra para satisfacer necesidades.

El cultivo de semillas genéticamente modificadas permitiría incrementar la producción de alimentos en el país, ya que para satisfacer la demanda nacional, de unas 30 millones de toneladas, son importadas alrededor de 10 millones de toneladas procedentes de Estados Unidos.

El vicepresidente de Asuntos Hidráulicos del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Humberto Martínez Payán, dijo que México requiere cultivar 30 por ciento más de lo que ya se siembra para satisfacer las necesidades de los mexicanos y evitar la carestía que lleve al aumento de precios en los alimentos por la presencia de fenómenos meteorológicos.

En entrevista, explicó que la biotecnología sirve, entre otras cosas, para mejorar las características de una planta y lograr que resista los cambios del clima o requieran de menor cantidad de agua para crecer, lo que ayudaría mucho en las regiones en las que el líquido es escaso.

“Es un proceso de selección de las mejores plantas, de las mejores técnicas de cultivo, mejorar la utilización de fertilizantes, es toda una cultura que se ha necesitado para mejorar la producción”, subrayó.

Martínez Payán refirió que en casi 40 países del mundo, el uso de semillas modificadas ya está aprobado, en tanto que en regiones que están expuestas a ser atacadas por plagas o climas adversos, la siembra de estos granos ha dado muy buenos resultados.

En ese sentido, mencionó el caso del cultivo de algodón, el cual se había dejado de producir en diversas partes del mundo y al contar con semillas genéticamente modificadas se ha reanudado la producción de esta fibra.

En cuanto a la resolución que suspende los permisos para la siembra experimental de maíz transgénico en México, indicó que los agricultores en el país cumplieron con todas las condiciones que se les han puesto para producir las semillas.

Pero respecto al riesgo de perder los granos originales o los daños que el consumo de granos de este tipo podrían causar a la humanidad, aseveró que existen bancos en los que se resguardan las semillas nacionales.

Aseguró que no existen registros contundentes de que la ingesta de estas semillas sea un riesgo para la salud de las personas, por lo que reiteró que la producción de transgénicos no representaría un peligro.

“Lo que estamos buscando es una herramienta que nos permita ser más eficientes con los recursos que tenemos; si esa semilla nos va a ayudar a que podamos cuidar nuestra agua, a que tengamos mejor producción, a que logremos que se produzca más maíz en México, entonces hay que aprovecharla”, planteó.

Ante ello, hizo un llamado a las autoridades mexicanas para otorgar los permisos necesarios y permitir la siembra de semillas modificadas.

Afirmó que ya serán los agricultores quienes decidirán si les es útil y si observan beneficios o no, “es una tecnología más que podemos usar, como una sembradora o tractor, son tecnologías y hay quienes la usan y quienes no”.

En Estados Unidos, comentó, existen cultivos con semillas modificadas y se han observado buenos resultados con condiciones climatológicas desfavorables.

Respecto a la producción nacional de maíz, el representante agropecuario explicó que los 10 millones de toneladas que son importadas de Estados Unidos son transgénicos y reiteró que permitir su siembra en el país aumentaría los beneficios a los agricultores mexicanos y se dejaría de importar el producto.

“Lo que nosotros estamos pidiendo es que se nos deje probarlo, nosotros en nuestras tierras, con la manera que tenemos de sembrarlo y que podamos evaluar de una manera comercial”, puntualizó.