Archivo de la categoría: Diversión

Convivencia

Ratos Agradables

Pasar un rato agradable ayuda a disminuir el estrés, nos libra de la monotonía y tiene repercusiones en nuestro estado anímico.

Para vivir bien todos los aspectos cuentan, por lo que la convivencia y el entretenimiento también son claves para relajar mente y cuerpo.

Aprovecha los lugares de interés y diversión para pasar un rato agradable.

Para más información visita:

http://www.cultura.df.gob.mx/
http://www.chapultepec.df.gob.mx/
http://www.mna.inah.gob.mx/
http://www.bellasartes.gob.mx/INBA/index.jsp
http://www.deporte.df.gob.mx/

En acción

El Ejercicio

Gozar de una buena salud, sentirnos mejor cada día, tener vitalidad y ganas de hacer nuestras actividades diarias, depende de una bueba alimentación complementada con actividad física o ejercicio.

El ejercicio se puede dividir en:

a) Aeróbico: Que significa “con oxígeno”. En él, la intensidad es lo suficientemente baja para que se pueda respirar suficiente oxígeno y proporcione una liberación química adecuada de energía en los músculos. Debido a la baja intensidad, por lo general es posible seguir haciendo actividades aeróbicas durante un periodo más prolongado, además de que el cuerpo usa principalmente la grasa como combustible, por lo que se queman más calorías.

Es ideal para bajar y controlar el peso, además de dar salud al corazón y sistema cardiovascular.

Actividades: Caminata casual o natación tranquila.

b) Anaeróbico: Quiere decir “sin oxígeno”. En él, la intensidad es demasiado alta para que pueda inhalar suficiente oxígeno para la actividad. Se utiliza entonces otros almacenes de energía y los músculos se fatigan con rapidez. El ejercicio anaeróbico además de ayudar al corazón y al sistema cardiovascular, le ayuda a efectuar actividades de corta duración y gran intensidad. Y algunas formas, como el entrenamiento de fuerza, ayudan a crear y mantener masa muscular y fortaleza ósea.

Actividades: Levantamiento de pesas o natación o carrera más rápidas.

La diferencia entre ejercicio aeróbico y anaeróbico está en la intensidad con que se realiza cada actividad. La “prueba del habla” nos ayuda a saber si se realiza ejercicio aeróbico o anaeróbico. Si se puede llevar a cabo una conversación normal con alguien, probablemente se esté trabajando aeróbicamente. Pero si la intensidad es suficientemente alta como para impedir conversar sin que nos falte el aire, entonces es posible que el ejercicio sea anaeróbico.

¡Te sientes mejor!

  • Tienes más energía.
  • Eliminas el estrés y te relaja.
  • Te cansas menos.
  • Disminuyes ansiedad y depresión.
  • Aprovechas mejor tus horas de sueño.

¡Tienes mejor salud!

  • Evitas enfermedades cardiovasculares y colesterol.
  • Disminuyes tu presión arterial.
  • Mantienes un peso sano.
  • Mejoras tu coordinación motriz.
  • Ayuda a que seas más flexible y fuerte.

¡Te ves mejor!

  • Tonificas tus músculos aumentando tu fuerza muscular.
  • Gastas calorías y pierdes kilos extra.
  • Ayuda a controlar el apetito.
  • Mejora tu apariencia.

Si eres una persona que no realiza ejercicio continuamente y quieres iniciar, te recomendamos empezar poco a poco. Puedes iniciar diario 5 o 10 minutos e ir aumentando 5 minutos después de una semana.

No te desesperes poco a poco alcanzarás a realizar por lo menos 5 veces a la semana 1 hora de ejercicio. Verás que tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.